Mejor en tierra firme

/, Sin categoría/Mejor en tierra firme

Mejor en tierra firme

Seguro que habéis oído hablar muchas veces de la importancia de estar arraigado a la tierra.

Estar arraigado o enraizado significa estar “plantado” en la tierra, tener conexión con el planeta, estar presente en esta vida física. Significa que tu alma, tu parte energética está plenamente integrada en tu cuerpo físico y a su vez, conectada con la energía de la tierra.

¿Por qué es importante estar arraigado?

Para conseguir que la energía que proviene de la tierra nos nutra. ¿De qué manera va a sobrevivir o crecer una planta fuera de la tierra? No le llegaran los nutrientes necesarios para seguir creciendo y fuera de la tierra enseguida se marchitará y dejará de crecer.

¿Dónde vives tú? ¿En el planeta Tierra? Pues entonces necesitas energía de la tierra para vivir, plántate!

¿Y si no quiero?

Muchas almas no están arraigadas a la tierra porque literalmente no quieren hacerlo.

Si habéis oído hablar sobre la trampa de la reencarnación (podéis leer sobre ello aquí y aquí) o porque nuestra alma ha vivido tantos y tantos traumas en otras vidas que le han hecho sufrir (aunque a un nivel más elevado de nuestro ser lo hayamos escogido voluntariamente), es lógico que no quieras estar allí donde te obligan a pasarlo mal.

Pero obviamente, debemos cuidarnos e intentar estar siempre lo mejor posible, así que ya que estás aquí, mejor seguir este consejo y aprovechar la ayuda de Gaia.

 ¿Cómo sé si estoy arraigado o no?

¿Tienes la cabeza en las nubes? ¿Te cuesta concentrarte? ¿Sí? Pues entonces es que no lo estás. El estar arraigado o enraizado te da sensación de estar presente, de estabilidad y control, tanto físicamente, mentalmente como emocionalmente.

¿Cómo me arraigo?

Puedes conseguir estar arraigado haciendo deporte, estando en contacto con la naturaleza, caminando descalzo por la hierba o por la orilla del mar, vestir prendas de color rojo (el color del primer chacra que nos alinea con la tierra), haciendo meditaciones concretas para ello, ayudarte de piedras como el jade u otras, comiendo ciertos alimentos (proteínas, tubérculos, alimentos de color rojo…),  etc.

Sobre las emociones

En el aspecto emocional es muy importante estar arraigado.

Imagínate el mar. Tú estás en una barca dentro del mar. El agua, el mar, simbolizan las emociones.

Cuando el mar está en calma, la barca está en calma  y puedes remar y controlarla más o menos pero si resulta que aparece una tormenta, el mar se embravece, si tus emociones se descontrolan, las olas harán tumbar tu barca y te caerás al agua y deberás nadar con todas tus fuerzas y con toda tu energía con la tormenta en contra para llegar a la orilla, a tierra firme.

Si consigues llegar, piensa en el suspiro de alivio al tocar tierra firme, tu salvación.

Esa es la importancia de tocar tierra, de estar arraigado para que la tormenta, que si debe ocurrir ocurrirá igual, no te perturbe tanto. Podrás lidiar mejor con la tormenta, podrás lidiar mejor con tus emociones si estas en tierra, si ves la tormenta desde tierra, si estas arraigado. Te mojaras igual y puede que cojas una pulmonía, pero seguro que ya no te ahogas.

Así que, ya lo sabes, no te alejes demasiado de la orilla!

¿Quieres saber más sobre el tema?

Pues aquíaquí y aquí tienes otros artículos sobre esto.

By | 2015-05-26T13:54:03+00:00 mayo 26th, 2015|Blog, Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

12 + dieciseis =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies