De viaje

De viaje

El proceso del despertar espiritual de cada uno de nosotros es como un viaje.

Se trata de un viaje en solitario, que cada uno debe hacer por sí mismo, sin la compañía de nadie. Eso no quita que haya quien vele por nosotros durante el trayecto, llamándonos para ver si todo va bien, dándonos consejos de cómo hacerlo más llevadero o  esperándonos a nuestra vuelta.

Imaginaros un viaje en coche por carretera, por ejemplo de costa a costa de los Estados Unidos. Se trata de un puro trámite. Hay que ir, hay que hacer ese viaje y ya está.

Habrá quien, cuando decida hacerlo (cuando su alma esté preparada),  quiera hacerlo todo de un tirón, con las paradas justas y necesarias para descansar lo mínimo, repostar gasolina y otra vez a conducir, incluso comiendo en el mismo coche, sin salirse de la autopista y sin ver ni conocer nada de aquellos lugares por los que pasa. Simplemente quiere hacerlo lo antes posible y acabar con ese trámite lo más rápidamente posible.

Habrá quien quiera disfrutar del viaje, haciendo paradas, conociendo los lugares por los que pasa, comiendo cosas típicas de allí por lo que su viaje será más largo, tardará más en llegar pero por el camino habrá ido aprendiendo más cosas, tal vez incluso disfrutándolo.

Habrá a quien no le guste conducir y el viaje le sea un suplicio. Irá muy poco a poco, tal vez con miedo, agarrotado cogiendo el volante con fuera y sin quitar la vista de la carretera. Parando y descansando mucho porque lo necesita, porque no le gusta conducir, porque no le gusta el camino,…  así que esa persona sufrirá el viaje pero lo debe hacer.

Todos ellos, cada uno de manera diferente harán el mismo viaje, pero cada uno a su ritmo, viendo o aprendiendo más o menos cosas, unos en pocas horas y otros tardando más pero todos lo harán, algunos desviándose por pueblos y otros yendo todo recto por autopista.

Aunque cada uno lo haya vivido de una forma diferente, todos harán el mismo camino y la experiencia de cada persona no tendrá nada que ver con la de los demás. Pero eso no importa, lo importante es que hagamos las maletas ya!

By | 2015-05-19T15:50:51+00:00 mayo 19th, 2015|Blog, Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

diecinueve − quince =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies