3 causas de ausencia de mensajes

/, Sin categoría/3 causas de ausencia de mensajes

3 causas de ausencia de mensajes

 

En estos temas de la espiritualidad, los términos de meditación y silencio están siempre muy presentes.

Se le da mucha importancia al silencio como una herramienta que nos permitirá centrarnos en aquello que realmente importa, en aquello en lo que debemos enfocarnos en ese momento,  alejando el ruido y las molestias de todo lo demás pero ¿qué pasa cuando pedimos mensajes y los que están en silencio son los de arriba?

Aquellos que ya tenéis contacto habitual con vuestros guías, ¿no habéis tenido alguna vez alguna época de sequía de mensajes?

Qué frustrante es saber que están allí, que te han escuchado porque sabes que ellos siempre te escuchan pero tú no recibir nada de nada…

Pues algunas de las razones por las que podemos no recibir mensajes son:

  1. Mucho ruido interior

La más obvia y común de las razones por las que no obtengamos ningún mensaje es la que no prestamos la atención necesaria.

Acostumbramos a vivir el día a día llenos de ruidos externos de las cosas cotidianas, del entorno de la ciudad, de todo lo que tenemos en la cabeza de lo que hay que hacer, de aquello que nos preocupa,… demasiadas interferencias para sintonizar correctamente con los seres que nos ayudan para que nos echen un cable.

¿Verdad que cuando hablas por teléfono con alguien con la tele encendida, pasando la aspiradora y con el ruido del tráfico de la calle no te enteras de nada? Pues igual.

 2. Preguntas incorrectas

Seguro que habréis oído hablar mucho de la importancia de hacer las preguntas correctas para obtener las respuestas adecuadas. Sino, echad un vistazo a este artículo de David Topí: http://davidtopi.com/aprendiendo-a-hacer-preguntas-correctas/

Los de arriba tienen una visión muy amplia de todo lo de aquí abajo así que hay que concretarles lo que queremos o necesitamos para que tengan más claro que contestarnos.

 3. Todo va bien

 Pues una de las razones por las que ellos también pueden estar en silencio es porque todo está bien. Vaya respuesta, eh!

Pues sí, puede haber temporadas en que no es necesario que nos manden mensajes. Todo va bien, todo va según lo previsto o puede que necesites aprender por ti mismo algo importante y te dejan que lo descubras por tu cuenta (aunque siempre están ahí, nunca estas solo; puede que no te expliquen algo pero siempre te acompañaran).

O si no, como me dijeron mis guías con una canción el otro día, algo así como “no te hacen falta mis respuestas porque sé que las encontraras si buscas dentro tuyo”. Toma ya!

Pero recordad que siempre, siempre, siempre, les tenemos que pedir ayuda y avasallar con todas las preguntas que necesitemos hacerles porque esa es una de sus funciones y ya sabéis que si no les preguntamos no se pueden inmiscuir en nuestro libre albedrío.

By | 2013-12-13T09:52:06+00:00 diciembre 13th, 2013|Blog, Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

7 − 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies